mariposa


KUNDALINI
YOGA

Intensiva 200 h | Avanzada 385 h


PREM: el amor sin límites

En el centro de nuestro sistema de chakras está Anahata, el chakra del amor universal. Cuando alcanzamos este nivel de conciencia y de experiencia, nos percatamos de que estamos unidos con el todo en una sola vida. Este contento profundo resuelve los conflictos de la persona, de la familia, de la sociedad y del mundo. Éste es el punto de enfoque de los profesores a cargo de la formación: el amor sin límites como paso siguiente y como remedio a nuestras desdichas, con el yoga como herramienta para disolver los impedimentos que la mente nos pone para alcanzarlo.

Queremos acompañar a la persona que busca en su corazón compasivo y libre. Queremos apoyarla, alimentarla, inspirarla, bendecirla y verla volar en libertad. Investigaremos el verdadero significado de la devoción, más allá de credo o dogma. Bucearemos en nuestro verdadero sentir de amar la vida y nuestro caminar en ella como algo sagrado y lleno de gozo, donde nuestros actos tienen una repercusión consciente y responsable como resultado de la viveza de nuestro amor. La mente y nuestro sentido personal del yo que tantas inquietudes nos promueven, se rinden para dar paso a una experiencia verdadera que nos desvela el sentido de nuestra vida.

 

 

y ahora yoga. Atha yogānusāsanam

Estos tiempos en los que hemos venido a vivir están tomando un cariz alarmante. Vemos tanta locura y sufrimiento a nuestro alrededor. Estamos en Kala Yuga, la era donde la máquina vence al hombre.

En el 2012 hemos entrado en la vibración acuariana. Una evidente convulsión sacude el sistema nervioso y el campo electromagnético de la humanidad.

Ha habido otros momentos cruciales en la historia. Qué terrible debió ser protagonizar alguna de las dos grandes guerras mundiales. Ser hombre nunca ha sido fácil…

Aunque en escrituras antiguas se habla de eras remotas donde el hombre vivía en perfecta felicidad. Se describen cuatro grandes eras en las escrituras Védicas: Sat Yuga. La Era de Oro. El hombre está unido con lo divino. Vive en perfecta inocencia. Tetra Yuga. La Era de Plata. El hombre se separa un cuarto de lo divino. El ser se vuelve débil. Duapar Yuga. La Era de Cobre. El hombre sólo puede reconocer la mitad de la verdad y adora a Dios en la forma. Kali Yuga. Sólo se reconoce un cuarto de la Verdad. Es la Era Oscura, la Era de Acero.

Hemos caminado hacia la cumbre de una montaña y hace mucho tiempo que sospechamos habernos equivocado. Cada vez el camino es más escarpado pero volver sobre nuestros pasos da tanta pereza que seguimos con la esperanza de que en el próximo recodo nos crucemos de nuevo con el buen camino. Éste es el momento en que nos encontramos, demasiado lejos para que el regreso se pueda hacer fácilmente, pero a tiempo para reconocer que nos hemos equivocado y deshacer cuanto antes lo andado para emprender una nueva senda. Si seguimos haciendo las cosas de la misma manera seguiremos perdidos.

El alarde de egoísmo se plasma como caricatura en el desastre ecológico que tiene como chivato el cambio climático, tan previsto por sabios y científicos pero que, por nuestra torpe manera de relacionar los efectos con sus causas, nos ha pillado a todos con las manos en la masa del delito ecológico.

Para deshacer el camino equivocado con alegría, necesitamos yoga. Limpia tu mente, entona un mantra de tu gusto: Sat Nam, Om Namo Shivaya, … y regresa a la simpleza. Que padres y madres tengan tiempo para sus hijos, que las noches sean para ver estrellas y contar cuentos. Lo bello habla de salud. Es bello un árbol, un relámpago, una gallina libre con sus polluelos detrás. Es feo el cielo ciego de las ciudades y las granjas de gallinas ponedoras. Volvamos gallardamente y renacidos, enriquecidos por nuestras experiencias. Desapeguemonos de las posesiones físicas y mentales.
Una vez deshecho el error, abriremos nuevas sendas, el futuro espera detrás de cada niño. Volvamos a intentarlo, ahora somos más sabios. Necesitamos la mente neutral de un yogui para crear un nuevo concepto de frontera, de familia, de perdón, de justicia y de Dios.

Aprovechemos la invitación de la vida. No hay mejor momento para un ser humano que cuando llega la profunda crisis, entonces, rendido puede entregarse al dulce y firme flujo del Amor. El que siempre ha sido y siempre será, el que siempre estuvo esperando y que susurra en una ásana, en un mantra o en una consciente respiración.



Kundalini Yoga

orgánico, cuántico y espiritual

yoga orgánico

Con las posturas y técnicas de respiración, todo tu cuerpo se transforma: músculos, articulaciones, órganos, glándulas. Descargamos el cuerpo físico de las toxinas y de la información del pasado allí acumulada. Te sientes fresco y sano, literalmente construyes nuevos órganos y un nuevo cuerpo. Éste es el motivo principal por el que el yoga entró en occidente y sigue siendo el aliciente de muchos para practicar. Cuando adoptamos una asana de yoga, la experiencia de cada uno es muy personal, nos enfrentamos con buena técnica a los límites corporales y a la vez aprendemos a gestionar las resistencias mentales y emocionales. Aun con una mentalidad muy racional, no podemos dejar de sentir cuánto se estira y se refuerza nuestra psique con una ásana.

No importa de qué capacidad física partes, con disciplina y paciencia avanzarás dándole a tu cuerpo limpieza y energía, flexibilidad y potencia física. Amamos el yoga porque nos devuelve libertad de movimiento físico y mental.

Una kriya de Kundalini Yoga es una serie de asanas y pranayamas que consiguen un resultado concreto a nivel corporal, energético y mental.

 

yoga cuántico o energético

Los físicos se sorprendieron, a principios del pasado siglo, con el descubrimiento de que los elementos más pequeños que el átomo, no respondían a las leyes de la materia sino que se comportaban también como ondas de luz. En su base fundamental, nuestro mundo físico es un océano de partículas de luz que se encienden y se apagan.

Desde muy antiguo los yoguis experimentaban y veían esas partículas luminosas, a las cuales llamaron Prana. Los kundalini yoguis aportan su técnica en actuar sobre el prana. Con la atención, la mirada, los mudras, las posturas de ángulos exactos, el movimiento poderoso de la pelvis, el toque de la lengua en puntos del paladar, la respiración de fuego y otras técnicas de respiración, las bandhas, las retenciones de la respiración y la concentración, generamos prana y empujamos millones de partículas de energía por todo el cuerpo y a toda el aura, hasta sentirnos resplandecer. Las kriyas de Kundalini Yoga mueven prana a través de los nadis (meridianos) y de los chakras. El aura se recarga, se limpia y se colorea de tal manera, que la visión de la vida cambia y mejora. Aprenderás a sentirlo y a conducir a los demás a esta experiencia energética.
 

yoga espiritual

Meditar despierta la conciencia de quién eres y te pone en el trono de tu poder personal. Meditar es vaciarse de todo aquello que te sobra para vivir ligero y feliz. Meditar es ganar la capacidad de estar en el presente vivo y desde ahi presenciar la naturaleza del Ser.

La meditación es un proceso sencillo. Es el arte de romper malos hábitos, purificar la mente para poder escuchar a tu gurú interno y poder así cuidar las cosas de cada día.

De todas las técnicas de meditación que aprenderás, la que seguramente te va a gustar y servir más es el canto de mantras. Cantar y repetir mantras sagrados endulza, consuela, sana, inspira, refuerza, empuja al perdón profundo, trae el recuerdo de la música de las estrellas, une lo separado, pone a vibrar lo paralizado, humedece lo seco, ilumina lo turbio, te conecta con los archivos akáshicos, alimenta al sabio que hay en ti, al místico que hay en ti, al artista que hay en ti. Abre la 10ª puerta hacia los chakras superiores facilitando la meditación.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies