mariposa

meditación para tomar decisiones desde el corazón

“tengo que tomar una decisión y me siento confuso y preocupado”

Yogui Bhajan dio esta meditación en 1981.
La respiración y el mudra de esta meditación devuelven a tu mente un profundo estado de tranquilidad y paz interior. Entrarás en comunicación contigo en momentos de presión externa que te pueden llevar a dudar de tu criterio a la hora de tomar decisiones.
meditacion

Postura
Busca un lugar tranquilo y siéntate en postura fácil (con las piernas cruzadas) o en una silla. Alarga la columna sin tensión. Asegúrate de que estás cómodo.

Mudra
-Mano izquierda en el corazón con los dedos extendidos dirigidos hacia la derecha. En este espacio se aloja la fuerza vital. Te aportará tranquilidad.
-Mano derecha en gyan mudra (pulgar e índice)

Esta serie es un turbo para quitar la tensión, romper la inercia del “no puedo más” y recargarte para retomar el camino con energía. Ideal para hacerla en cualquier momento del día, cuando te pilla el estrés mental y/o emocional. Te tomará como máximo 15 minutos. Si tienes tiempo puedes quedarte unos minutos más sólo respirando y descansando en estado pasivo, receptivo.
Entre asana y asana, descansa unos segundos sin hacer nada.

Para empezar

Acuéstate sobre la espalda con las plantas de los pies apoyadas en el suelo y los brazos en cruz.

Cierra los ojos y deja que tu espalda se relaje en la tierra. Haz 3 ó 4 respiraciones – suspiros.

Luego estira las piernas y desperézate como si estuvieras en la cama, sigue haciendo unos buenos suspiros, con sonido, descargando tensión en la exhalación por la boca y deja que tu cuerpo haga los movimientos que necesite. Mueve también la cara, las manos y los pies. Para terminar, abraza las rodillas en el pecho, haz 2 ó 3 suspiros más o respiraciones profundas y descansa unos segundos con las piernas estiradas.
De 2 a 3 minutos en total.

1. Apanasana

Vuelve a abrazar las rodillas en el pecho, activa el bajo abdomen y presiona el suelo con la zona lumbar para enraizarte bien en la tierra.
Recoge la cabeza llevando la frente hacia las rodillas y la barbilla hacia el pecho.

Si estás incómodo puedes ayudar a sujetar el peso de la cabeza con una mano. Haz algunas respiraciones profundas con los ojos cerrados y la mirada en el entrecejo.

Si no sabes hacer respiración de fuego, continúa respirando consistentemente dejando que tu centro te atraiga y te sostenga. Si sabes hacer respiración de fuego, hazla también meditando en tu centro. De 1 a 2 minutos.

Para acabar, inhala, sostén la respiración unos segundos, exhala y descansa sobre la espalda.

2. Ranas

Sin hacer movimientos bruscos, ponte de pie. Junta los talones y separa los dedos formando una ‘V’ con los pies. Procura abrir desde la articulación de las caderas y no desde las rodillas. Dobla las piernas y baja a cuclillas, de manera que queden los talones levantados casi tocando los isquiones y las rodillas separadas y en línea con el dedo medio delpie. Coloca las manos en el suelo, apoyadas con lasyemas de los dedos, entre las rodillas y separadasal ancho de los hombros. En esta posición inhala yal exhalar estira las piernas subiendo las caderas yllevando la cabeza hacia las rodillas.

Mantén el contacto de las manos con el suelo aunque no estires las piernas del todo.

Luego inhala y dobla las rodillas volviendo a la posición inicial, exhala y vuelve a estirar las piernas y a bajar la cabeza. Respira poderosamente y empuja la tierra con cada exhalación. Crea un buen ritmo. De 15 a 26 repeticiones.

Al acabar descansa unos segundos con el torso colgando y la cabeza relajada, luego siéntate en postura fácil y sigue descansando unos segundos más.

3. Asana de desbloqueo del corazón

En postura fácil, haz puños con las manos y colóturbo

4. Asanas para seguir adelante

juntos) mirando hacia delante a la altura del hombro.

Relaja el codo cerca del tronco. Te aportará un estado de reflexión y acción centrada, relajada y receptiva. Ojos Cerrados o abiertos un 50% mirando hacia adelante.

Respiración Samavritti pranayama : Respira lentamente en estas 4 fases: inspira, retén el aire con los pulmones llenos, exhala y retén con los pulmones vacíos.

Las 4 fases deben durar lo mismo, es decir, si inspiras en 5 segundos, las demás fases deben durar también 5 segundos.

Puedes empezar con 5 segundos e ir aumentando el tiempo de cada fase hasta que duren 15 segundos cada una (sí, cada ciclo durará 1 minuto).

Recomendación: La fase que determine la cantidad de segundos será el tiempo que seas capaz de aguantar sin aire en los pulmones. La retención del aire ha de ser muy cómoda, no debes forzar en ningún momento.

Tiempo: Empieza con 3 minutos. Con la práctica alarga hasta 11 minutos haciendo 3 bloques de 3 minutos.

Descansa 1 minuto entre cada bloque.

Guiomar Burgos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies